El libre Albedrío

El Libre Albedrío

Se habla mucho sobre el Libre Albedrío. ¿Qué es el Libre Albedrío? Es la libertad de poder elegir las decisiones sobre tu vida, sobre qué color de ropa podemos vestir cada día, y sobre todo la libertad de expresión.
¿cuándo se acaba el Libre Albedrío? El Libre Albedrío se acaba cuando ya invades la vida de otra persona sin su permiso, cuando coartas el Libre Albedrío de los demás, es ahí cuando acaba el tuyo.
¿Qué hace que invadas, coartes o arrebates el Libre Albedrío a los demás? Muy sencillo de comprender; las actitudes de la personalidad: la envidia, la impotencia, la soberbia, la ira…, en otras palabras, los egos.
¿Y qué provocan los egos con esas actitudes? El famoso Karma, que es otro de los efectos principales por los que el Libre Albedrío desaparece de tu vida.
En realidad, otro principal componente de la ecuación del Libre Albedrío, y es lo que tienes que experimentar en tu proyecto o plan de vida a lo que mucha gente le llama determinismo.
Y no hay incompatibilidad entre el determinismo y el Libre Albedrío, las vivencias que tú tienes que experimentar en tu proyecto de vida tú las vives según el Libre Albedrío que has adquirido o te queda según el Karma que te hayas creado.
El Libre Albedrío lo tienes innato desde que naces como Alma y lo vas adquiriendo o perdiendo según tus actitudes en todas las encarnaciones que vas realizando, y lo vas recuperando transmutando ese Karma que tú y solo tú te has creado con tus actitudes, y estas actitudes te han llevado a realizar acciones que coartan el Libre Albedrío de las otras personas o incluso a ti mismo. Lo que te haces a ti mismo te crea «doble Karma», ya que cuando actúas contra ti mismo, lo sufres y luego llegan las repercusiones de esa acción que realizaste contra ti, como por ejemplo «el fumar».
Cuanto más Karma tienes, menos conciencia de amor tienes en esa encarnación y a la vez menos Libre Albedrío, esto lleva a que tu vida esté más determinada por tu plan de vida.
Cuando en el Alma ya están transmutados los egos y equilibrado el karma (que es irónico decirlo así, porque Karma significa equilibrio) es cuando ya, con Libre Albedrío, puedes elegir más las vivencias que tienes que experimentar y hay menos determinismo en tu vida, porque ya eliges qué quieres ser y experimentar, y tienes una conciencia ya bastante alta para discernir cómo no vulnerar el Libre Albedrío a los demás seres con los que compartes la encarnación.
En resumen, si tienes poca conciencia es más fácil que a través de los egos y el Karma que te vas creando tengas más determinismo que Libre Albedrío, y a la vez que vas tomando conciencia vas equilibrando el Libre Albedrío y determinismo, y ya con la conciencia despierta tienes el cien por cien de Libre Albedrío y nada de determinismo.

Juan Antonio VINUESA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *